Mi primer viaje en el metropolitano

La semana pasada tenía que movilizarme al centro de Lima y debido a que ya veía movimiento de los Buses Metropolitanos en su fase de prueba, me picó la curiosidad por subir.

Estoy muy consciente de que están en una etapa de prueba y la idea es poner en práctica todos los procedimientos y evaluar fuerzas y debilidades para estimar mejor las cosas.

Mi experiencia,

Entré comodamente, una señorita me explicó cómo iban a funcionar las tarjetas de pago, pasé a las plataformas y no sabía cual era el paradero. Así que me puse en una al azar. Llego el bus vacío, y bajó la velocidad y no se detuvo, pregunté ahí cual era el paradero. Me dijeron que era el que estaba usando, sólo que algunos de los sensores no estaban reconociendo el bus porque están en pruebas.

Llego después de unos 10 minutos otro vacío donde si se abrieron las puertas y esperamos a un señor que manejaba una silla de ruedas que entró y se instaló en un sitio acondicionado para sillas. y comenzamos el viaje.

No tomo mucho buses, pero me pareció un avance lento pero constante. el público estaba cómodamente sentado y el bus se lleno. Por distraído se me pasó el paradero, así que pensé de bajarme en el siguiente y volver. Pero tuve la maña suerte de que era ya las 5pm y los buses ya no trabajaban, así que salí de nuevo a la realidad, salí de la estación para movilizarme con una “combi”

Mis Apreciaciones

trate de ser lo más objetivo, van aquí primero las buenas!

  • Después de mucho tiempo hay un transporte masivo formal en Lima. Muchos años de transporte informal “así nomás” que ha hecho que la gente se amolde y se acostumbre a un desorden total. Los más perjudicados somos todos ya que estamos siendo víctimas de un trafico imposible de controlar en las calles. Sólo recuerdo vagamente de niño cuando venía a Lima, los letreros definiendo los paraderos y las lineas que pasaban por dichos paraderos de buses.
  • Me fijé que mucho de las estructuras y controles son sobre todo, para romper con la informalidad, que bueno! estar mas ordenados! parece que en esta etapa aún hay muy pocos buses pero vendrán muchos más así que espero que esto funcione.
  • Creo que es lo más importante, personas que antes no podían tomar un bus, lo podrán hacer ahora, personas que usan sillas de ruedas, muletas o demás pueden ser perfectamente auto suficientes y tomar un bus si lo desean.
  • Generación de mayor movimiento comercial, las terminales por ser un flujo de personas ordenado podrá generar mayor valor agregado a comercios de distinto tipo.
  • Más generación de puestos de trabajo especializados, ya que un sistema de este tipo lo permite, vi mucha gente pendiente en la organización y control en esta etapa de pruebas.
  • Prevención al crecimiento poblacional, Lima está creciendo y ahora muchísima más gente se transportará. No me canso de ver edificios de departamentos y oficinas construidos y poblándose rápidamente cosa que generará mucha gente moviéndose y el caos de las combis iba a explotar.

Ahora es el turno de algunas cosas que pueden mejorar

  • Por qué la pista es de cemento? debido a que es transporte masivo deberá tener mayor carga, mayor flujo de vehículos, mucha fricción para llantas y lo aconsejable debió ser asfalto. Se debió tomar en cuenta la diferencia del coeficiente de expansión lineal del cemento y otra cosa como el asfalto. A una presión constante ese cemento tampoco durará mucho.
  • Por qué las pequeñas plataformas de contacto entre la terminal y el bus no son movibles?, algún sistema hidráulico que se active con los sensores de apertura de puertas (que ya funcionan) pudo simplificar mucho y ahorrar mucho tiempo (que es en sí dinero en un medio masivo de transporte) para hacer que los choferes no se maten acercando el bus minuciosamente. Luego de horas de trabajo es muy probable que puedan raspar otra parte del bus.
  • Planes de contingencia definidos, tal vez los existan pero no percibí planes de contingencia para desastres o similares.

Espero que cuando culmine la etapa de prueba:

Tendremos Beneficios!

  • Podremos calcular mejor el tiempo!, es decir, no tendremos un bus “bala” pero si sabremos exactamente cuanto nos vamos a demorar si tomamos el Metropolitano de un lugar a otro.
  • Vías menos tugurizadas, vías aledañas de comunicación poco a poco estarán más libres para tránsito particular.
  • La formalidad hace más fácil el manejo óptimo de recursos, debido a que permite que exista un diseño de procesos. Por ahí escuche, es mucho para el Limeño, aún no se merece ni maneja esto. El cambio siempre involucrará resistencia, pero cualquier cosa que sea formalidad diseñada es muy probable que nos ayude como sociedad. Por qué todo tiene que ser “chicha” (con la clásica frase “así nomás”).

2 pensamientos sobre “Mi primer viaje en el metropolitano”

  1. Estupendo tema. Sería bueno que puedas usar el servicio en la actualidad que ya está implementado.

    Rescato sobretodo la formalidad del servicio, eso educa muchísimo a los usuarios y las nuevas generaciones acerca de lo que debemos exigir como sistema de trasporte masivo (el metro, que actualmente está casi listo será un hito más en la batalla en contra del transporte informal y lumpen al que nos tenían acostumbrados, salvo honrosas excepciones).

    Sobre tu inquietud sobre la pista de cemento, pues no soy especialista en el tema pero creo que el cemento es mas duradero que el asfalto. Claro que hay que considerar otras variantes: costos, carga, etc). No me parece desatinado.

    Yo no era usuario del Metropolitano, me movilizaba en una “custer” para ir a mi centro de labores, que por S/1 ó S/1.2 (según el humor del cobrador) me llevaba “sin contratiempos” desde San Borja hasta Miraflores.
    No me resulta a cuenta usar el Metropolitano (S/1 desde San Borja hasta la estación más próxima -Angamos- y S/1.5 desde ahí hasta mi destino, que era tres estaciones después, un trayecto muy corto en realidad.
    Todo cambió cuando decidí probar el sistema a ver que tan eficiente era. Me sorprendí principalmente por la rapidez, el orden y la limpieza; y desde entonces no he dejado de usarlo.

    Mis únicas quejas serían que los buses van demasiado llenos en “horas punta” y que el horario de atención quizás podría prolongarse un poco los fines de semana. Detalles más, detalles menos.

    Finalmente, creo que el ususrio tiene ahora el poder de decisión. Si prefiere seguir usando el sistema informal ofrecido por la mayoría de custers, combis y buses o prefiere un servicio más eficiente. Como mencioné antes, con la entrada en funcionamiento del Metro pues el cambio será más drástico. Esperemos que ese tipo de inversiones no se detengan.

    Saludos

    1. Hola José Carlos,

      Muchas Gracias por tus comentarios, tienes toda la razón, Los buses a parte de brindar un servicio de movilidad moderno y adecuado para la ciudad, el mayor aporte ha sido la formalización y orden. Creo que esto es lo que ha costado más, pero está rindiendo sus frutos.
      El cemento es más duradero pero hace que los buses necesiten más mantenimiento; es decir se podría ahorrar muchísimo en combustible, neumáticos y suspención si la pista fuese de asfalto. Cuando son zonas de bastante precipitación fluvial o nieve es aceptable si es que no se tiene presupuesto (ahora hay tecnologí­a para poner asfalto resistente a las lluvias, pero no en Lima que de vez en cuando tienes una garúa tenue.

      Espero darme tiempo como para hacer un viaje en el metropolitano ahora que ya está funcionando y veo que mucha gente lo usa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *